MECÁNICA

    La colección de aparatos de mecánica no es precisamente la más amplia. A pesar de ello, llama la atención la gran cantidad de máquinas simples de que consta, que cubren prácticamente todo su espectro. Algunas de estas máquinas simples fueron construidas en la propia escuela de Linares ante la imposibilidad de conseguirlas por otros medios, aprovechando la disponibilidad del laboratorio de materiales. Aquellos entrañables profesores de física debieron caer en la cuenta, con bastante buen juicio, por cierto, de que con las máquinas simples se abría la posibilidad de formular problemas de eminente carácter práctico, es decir, más del gusto de sus estudiantes; y puesto que una imagen vale más que mil palabras, las explicaciones referentes a sus utilidades (ventaja mecánica, ventaja de velocidad, etc.), quedaban bien claras mostrando estas pequeñas joyas. Los libros antiguos de mecánica y física general siempre incluían un capítulo independiente dedicado al estudio de las máquinas simples. Hoy día, sin embargo, las máquinas simples parecen haber caído en desgracia incluso para los autores de libros de física para ingenieros e ingenieros técnicos.

    A parte de las máquinas simples, merece la pena nombrar diversos aparatos que ejemplifican las leyes de Newton (sistema de poleas, la segunda; molinete de reacción, la tercera, etc.), la ley de la fuerza centrífuga (máquina giratoria), y las propiedades del choque oblicuo, entre otros.

 
Aparato para el estudio de la palanca de primer género
Aparato para el estudio del choque oblicuo
Balanza de precisión
Banda de Transmisión de velocidad variable
Cabrestante
Grúa
Máquina de Atwood
Máquina giratoria centrífuga
Molinete de reacción
Péndulo físico
Plano inclinado
Principio de la articulación mecánica de Cardan
Principio del diferencial mecánico
Rueda dentada
Sistema de poleas
Torno de engranajes
Torno simple
Transmisión por tornillo sin fin
Tribómetro
Tubo de Newton